Las camareras de pisos que nunca fueron a un hotel

Tengo la suerte de haber transitado siempre en mi vida laboral paralelamente a  mis intereses personales y profesionales. Lo cual implica un gran esfuerzo previo y contínuo que, por lo menos en mi caso, se ve ampliamente recompensado porque me hace feliz trabajar activamente en la transformación de la sociedad y hacerlo desde la intervención directa. Cuando eres orientador laboral con personas especialmente vulnerables esa orientación pasa a ser más “sociolaboral” que “laboral” a secas. El empleo siempre se considera punta de lanza de un proceso de desarrollo personal y social  pleno e integral, pero en el caso de las personas excluidas todavía es más importante esa reflexión, y una parte importantísima de nuestro trabajo de diagnosis e intervención gravita en torno al eje social. Seguir leyendo Las camareras de pisos que nunca fueron a un hotel

Anuncios